sábado, 8 de marzo de 2014

Inexplicable, como todo lo que nos hace felices


"Cada vez que conoces a alguien tu vida cambia y, tanto si te gusta como si no, nosotros nos hemos encontrado, yo he entrado en tu vida y tu en la mía".
Ojalá llegue el día en el que no tengamos que dormir para soñar. Porque sí, porque la vida es muy puta y nadie muere virgen. Y de repente llegas tú, como sabiendo que te estaba esperando cuando en realidad lo que estaba haciendo era conformarme con lo que tenía. Y me preguntaban si era capaz de hablar del amor contigo. Lo primero es que del amor no se habla, simplemente se hace. Lo segundo es que la mejor forma de hablar del amor es callándose, como queriendo decir "nada de lo que diga estará a la altura de lo que siento". Así que me quedo sin palabras cada vez que veo la curva de tu sonrisa o el precipicio de tu cuello por el que me tiré hace tiempo. Porque tú eres la persona que hace que me recuerde a mí misma y por la que perdería mil trenes con tal de quedarme contigo un ratito más. Que como ya sabes, un "llego tarde para quedarme" tiene más valor que un "vine pronto porque tengo prisa". Y es que lo único que sé de la vida es que a veces siguen mereciendo la pena algunas personas. 
Y es bonito recordar las cosas buenas del mundo. Tú, por ejemplo.

2 comentarios:

  1. A pesar de lo injusta y horrorosa que sea la vida, gracias a algunas personas merece la pena!!! ^^
    me gustó mucho la entrada, Sonia!!

    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Cuando menos te lo esperas ya estás hablando de amor, y es bonito. Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar