viernes, 9 de mayo de 2014

Misguided


Pasan los días y hay un montón de hojas en blanco en las que ya no se escribe tu nombre. No es necesario escribirte para que sepas que ya no te necesito. Aunque duele, duele mucho. A veces, me sobraba media cafetera por las mañanas, escribía versos que nadie jamás ha leído y me presionaba el pecho con las manos porque el único abrazo que aliviaría todo ese vacío ya no se acordaba de mí. Y ya no sabía si eso era amor, porque el amor no debería doler tanto, o si era amor precisamente por todo lo que dolía. Te vi follar y fallar y no sé cuándo me gustabas más: cuando te contemplé proclamándote dios o cuando te observé confesándote humano. Qué pena no haberte tenido cerca para poder señalarte cuando la gente me preguntaba dónde me dolía.
Ahora ya todo es distinto. No conozco forma más sincera de hacer algo, que hacerlo porque sí. Y yo ya he renunciado a ti porque sí, porque quiero. Recuerda que la frase "todos los caminos llevan a Roma", al revés es: "todos los caminos se alejan del AMOR".
Parecía que ya nada podía ir a peor, pero ya ves que sí.

3 comentarios:

  1. Hola!! Me ha gustado mucho tu blog!! Te sigo!!
    Tengo uno que hice hace poco... ¿Lo visitarías y me dejarías un comentario?
    http://palabrasdearia.blogspot.mx/
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. me encanta la chica de la foto sigo su blog y es genial

    www.lessismoreblog.com

    ResponderEliminar
  3. Amor. Cosa más incomprensible no he visto nunca. Es cierto cada vez te alejas más de el, hasta que con el tiempo hasta dejas de creer en el.
    Besos.
    Pasate: http://unaenamoradaquenocreeenelamor.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar