viernes, 22 de abril de 2016

Ausencias

...
Y vas tú y me preguntas: "¿qué te pasa?" Pues verás... me pasa que tengo aquí dentro un hueco y que suena eco si pienso en tu nombre. Que éramos esos "5 minutos más" o los "no puedo, pero joder, cuánto quiero". Que mi paisaje favorito ha sido (y será) tu espalda desde el otro lado de la cama. Me pasa que muchas veces me sorprendo imitándote o acordándome de tu risa (hasta el sonido de mi risa me recuerda a ti). Aún sigo esperando que vengan tus manos y me rodeen en mitad de la noche. ¡Joder, que voy a corazones y siempre salen picas!
Pasa que creo que mi mundo se sostiene únicamente por esos dos pilares que tienes por piernas y mi punto de gravedad descansa en tu ombligo. 
Me pasa la vida sin ti.
Qué putada no poder decirte en cualquier momento:
"Me apeteces. Baja y te lo cuento".
Esas carcajadas sin aire siguen grabadas en el tiempo.
Me pasas tú: - Dícese de la ausencia que llena todos los vacíos y cala hasta los huesos.


0 comentarios:

Publicar un comentario